Aquatech BM

¿Qué tipo de botella es mejor para el medio ambiente?

Intentamos reducir nuestra huella ecológica lo mejor que podemos, y los animamos a que hagan lo mismo. Entre nuestros clientes surge una pregunta importante: ¿Qué tipo de botellas debemos utilizar para ser lo más eco-responsables posible?

Hemos desmitificado el asunto. Cada uno de los materiales tienen ventajas y desventajas. Entonces la respuesta no es tan simple. Para muchos, el plástico sigue siendo el material más ecológico para la fabricación de botellas. Este está hecho de petróleo, pero aún tiene muchas ventajas. De hecho, es un material muy ligero, por lo que requiere poca energía para su transporte. Es resistente y también se puede reciclar y reutilizar.

Las botellas de aluminio no son la mejor opción para el medio ambiente. El aluminio es reciclable, sin embargo, no es eco-responsable. El aluminio genera muchos residuos y requiere mucha agua para fabricarlo. Estos son dos aspectos nocivos para el medio ambiente que no deben pasarse por alto.

El acero inoxidable también requiere una gran cantidad de energía para su fabricación y genera residuos sólidos. Por otro lado, muchos califican al acero inoxidable como un material ecológico, sobre todo porque es muy resistente. Por lo tanto, es un producto sostenible. El acero inoxidable se puede utilizar durante mucho tiempo sin sufrir daños y sin ser reemplazado.

Las botellas de vidrio pesan más, por lo que provocan más emisiones de CO2 durante el transporte. Las botellas de vidrio también se fabrican a temperaturas muy altas. Por lo tanto, requieren una gran cantidad de energía para su fabricación. El vidrio no es la mejor opción para respetar el medio ambiente. Sin embargo, sigue siendo interesante porque también es un material duradero.

Por eso recordamos que los dos materiales más eco-responsables para las botellas son el acero inoxidable y el plástico. Por supuesto, la clave para ser eco-responsable es reutilizar las botellas. Nuestra lavadora de botellas ayuda a reducir la huella ecológica de las empresas. Utiliza menos energía y menos agua que la mayoría de los otros lavavajillas.